Archibrazo

El Archibrazo. Charles Fourier.

 

    Si bien los hombres son una raza idéntica en todos los planetas, tienen en los soles una ventaja bien marcada en relación a aquellos de otros planetas: es el brazo de armonía o Archibrazo que reúne las distintas habilidades repartidas entre varios animales terrestres, las de la trompa del elefante, las de la cola prensil del simio. Este brazo de armonía es una verdadera cola de gran longitud con 144 vértebras que parten desde el coxis. Esta se eleva y se apoya sobre la espalda desde donde alcanza el doble de la altura del cuerpo humano, así, de acuerdo a nuestra altura, tendría poco más de cinco metros de largo de los cuales un metro se pierde en el apoyo sobre la espalda y al menos unos cuatro se extienden por sobre la misma.

Un habitante del sol podría enfrentarse, al mismo tiempo y a pie firme, con un león y un toro , y a seis pasos de distancia le partiría al león la espina dorsal de un solo golpe de Archibrazo y derribaría al toro tomándolo por sus cuernos o sus patas sin acercarse, y podría cortar fácilmente la cabeza de una serpiente. En fin, está armado para resistir contra todos los animales y colocar al hombre desarmado al mismo nivel que ellos. Podemos imaginar cuál sería su superioridad si está armado de una espada. El Archibrazo concluye en una mano muy pequeña, alargada, tan fuerte como las garras del águila o las pezuñas del burro. Los dedos tienen una dimensión inversa: el índice y el meñique son mas grandes que el anular y el mayor, el pulgar es muy largo. Este mano tiene, como la pata del león, garras móviles y retráctiles.

El Archibrazo permite al hombre, cuando practica natación, ir tan rápido como un pez. Puede buscar objetos en el fondo del agua y sostener y asegurar la red. Con su apoyo, un hombre llega a la altura de una rama de cuatro metros, puede saltar sobre el árbol y bajar de la misma manera. Va a cortar frutas a las ramas más altas y las junta en el bolso que sostiene con la archimano. Sirve como látigo y como riendas a quien conduce un arado o bien cuando va sentado en el coche le puede, desde adentro, recoger la cosecha y detener las ruedas del carro sin bajar. Es útil para domar un caballo salvaje: el jinete le puede atar las dos patas con el Archibrazo. Sirve también para guiar todas las bestias por los cuernos y al elefante por los colmillos. Puede dirigir los globos y las alas. Es infinitamente útil para tocar todos los instrumentos, multiplica las facultades manuales porque sus dedos, aunque son muy pequeños, son muy extensibles. En fin, sus usos son tan brillantes y numerosos que resultan más fácil concebirlos en lugar de describirlos. Este miembro ofrece inmensas riquezas a los habitantes del sol, acelerando prodigiosamente su labor.

Si pudiéramos ver a los habitantes del globo solar, cada uno de ellos, hombre y mujer, parecerían estar envueltos en una gran serpiente blanca cuya cabeza y cuello se desarollan a partir del hombro que sería el punto de apoyo. Porque, con el Archibrazo, se alcanza una longitud que iguala el doble del brazo. Sólo se desenrolla totalmente en caso de usos mayores. Si se trata de un salto : después de tomar impulso, el Archibrazo se apoya en espiral. De esta manera triplica el impulso natural y amortigua dos tercios de la caída. Se lo envuelve en forma de cono para hacer más lenta una caída formando una suerte de paracaídas inferior por medio del cual se puede caer de un lugar muy alto sin más daño que una pequeña contusión ya que el primer choque es soportado por el Archibrazo que llega antes a la tierra y se arrolla en espiral para formar un muelle de apoyo.

El hombre provisto de un Archibrazo nunca, o casi nunca, tiene que agacharse en su labor. Si hay que trabajar con una azada o una pala, se la emplea con mucha comodidad, ya que el Archibrazo toma las herramientas desde el extremo de hierro mientras por el otro lado sostiene el mango con las dos manos. Asi la palanca se ve reforzada por su extensión y su doble apoyo y consigue realizar una obra con el triple de eficacia y empleando la misma fuerza. Si el albañil sube a la aguja de un campanario el Archibrazo le sirve para atarse y prevenir las caídas, permitiéndole el libre uso de las manos y de la archimano. Los usos que le dan los marineros a este miembro son mucho más extensos. Por medio de él pueden trepar a los mástiles con la velocidad de un simio, permanecer bien atado en el extremos superior y tener a su disposición tres manos, una de las cuales puede extenderse a una distancia de cuatro metros. Se podrían llenar cien páginas para hacer una descripción detallada de los preciosos usos de ese miembro sin el cual el cuerpo humano es un verdadero aborto.

Puede sorprender que Dios no haya favorecido con el uso de un miembro tan útil a la raza que habita nuestro planeta. Pero si estuviera provista de esta arma natural se destruiría a sí misma ya que ella resulta útil solo a hombres que nunca pasan por períodos de fuertes discordias. Si bien hay momentos de desacuerdo entre los Solarianos en sus luchas está prohibido por un pacto de honor, el uso del Archibrazo ya que por medio de éste dos hombres podrían abrirse mutuamente el vientre con golpes simultáneos.
Se podrá objetar que en un estado de armonía o por efecto de la gentileza general las disputas podrían ser tratadas en forma civilizada como ocurre, hoy en día con los cortesanos. La observación es justa pero no es menos cierto que deberemos pasar aún varios miles de años en un estado de discordia durante el cual Dios debe negarnos el Archibrazo. Sólo nos será otorgado cuando hayamos pasado a la era de la Armonía Compuesta que comenzará después de 16 generaciones de Armonía Simple – cerca de 400 años – . La raza humana en esa época estará por fin provista de un Archibrazo como los habitantes del Sol. Perderá este órgano hacia el fin del mundo cuando haya recaído en la Armonía Simple o vigésimo quinto período social.

 

 

 

 

 

 

Traducción colectiva: Sarah Froidurot, Sylvia Valdes y Pablo Infantidis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *